>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   viernes 02 de abril de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Tabaquismo - Las noticias sobre los efectos del tabaco en la salud

Tabaquismo - Los niños son los más sensibles al humo del tabaco

Última actualización de la noticia: 18/05/2008

humo de tabaco

Fotografía por: blary54

El fumador pasivo es aquella persona no fumadora que aspira el humo del tabaco de los fumadores que le rodean. Normalmente el 15 por ciento del humo que desprende el cigarrillo es inhalado por el fumador, mientras que el 85 por ciento queda disperso en el aire.

El tabaquismo pasivo significa estar expuesto a un ambiente con humo de tabaco en espacios cerrados; el tabaco es neumotóxico y cancerígeno. Las personas expuestas a lo largo del tiempo a esa sustancia tóxica tienen más riesgo de padecer enfermedades respiratorias, cardiovasculares y de cáncer de pulmón.

Los fumadores pasivos pueden desarrollar enfermedades propias de un fumador; existen evidencias científicas desde los años 80 que demostraron que los convivientes no fumadores con personas que fuman, tenían un 30 % más de riesgo de padecer cáncer de pulmón, entre otras patologías.

Los niños son todavía más sensibles a los trastornos del humo del tabaco, de forma que los niños que viven en hogares donde se fuma tienen el doble de infecciones respiratorias de vías altas (otitis y faringitis) y entre 3 o 4 veces más incidencias de enfermedades de vías respiratorias bajas (bronquitis y neumonía).

Se ha comprobado que los hijos de las personas que fuman sólo en una parte de la casa tienen los mismos problemas que los que fuman delante de ellos. El humo del tabaco, como cualquier gas, se difunde por toda la casa.

Desde la entrada en vigor de la ley del tabaco ha habido una mejoría en el lugar de trabajo, en transportes o comercios, incluso en los domicilios privados se detecta una disminución de la exposición pasiva. Sin embargo, en los lugares de ocio, se sigue estando expuesto al humo del tabaco.

Para dejar de fumar hay que tomar una decisión firme de querer dejarlo, buscar una fecha y elementos de ayuda como el apoyo de su familia, el consejo y refuerzo de su médico y buscar tratamientos farmacológicos como la terapia de nicotina (chicles, parches) u otros tratamientos de prescripción médica.

La terapia de nicotina es la más accesible para cualquier fumador que quiera intentar seriamente dejar de fumar porque no requiere, imprescindiblemente, una receta médica. Está demostrado que el soporte familiar y psicológico de apoyo, si usa además una terapia de nicotina, tiene el doble de probabilidades de dejar de fumar.

Hay un límite de chicles, unos 10- 15 al día y de deben usar cuando venga el deseo fuerte de fumar, sustituyendo el cigarrillo por un chicle. Hay que masticarlos lentamente y se toleran bien si se manejan con cuidado.

1 Ficheros de sonido (10:37 mins):

Reproducir Doctor Rodrigo Córdoba, médico de familia y miembro del grupo de tabaquismo de la SEMFYC (10:38 minutos)



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782