>> CATEGORÍAS SALUD
Visitanos en:
CONTENIDO DESTACADO
Formación Online
Permanentes
Reportajes
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web


>>   domingo 22 de mayo de 2011
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Reumatología - Todo sobre la reumatología

Reumatología - La espondilitis anquilosante puede tardar hasta 8 años en diagnosticarse

Última actualización de la noticia: 08/07/2007

hombre que simula padecer espondilitis anquilosante

Fotografía por: taliesin

La espondilitis anquilosante, que hace referencia a un proceso de fusión vertebral, presenta varios síntomas iniciales que confunden y eso provoca que a menudo se tarde entre 5 y 8 años en realizar un diagnóstico, según revela el doctor Juan Mulero, jefe del servicio de reumatología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid. Un diagnóstico precoz evitaría molestias innecesarias, ayudaría a enfocar el tratamiento adecuado y mejoraría la calidad de vida del paciente. En este sentido, la Sociedad Española de Reumatología ha impulsado el proyecto "Esperanza", consistente en proveer de 20 unidades de diagnóstico precoz a los médicos de atención primaria con el fin de facilitar su trabajo. Los primeros indicios de espondilitis anquilosante, cuya media de prevalencia es de tres varones por cada mujer, se presentan mediante dolores inespecíficos en las nalgas, con predominio nocturno y acompañados de rigidez matutina. Aunque esta enfermedad puede empezar a manifestarse en la infancia, la mayor parte de casos se inician entre los 20 y 25 años de edad. En la espondilitis anquilosante se alternan periodos de agudización con otros de aparente remisión. Aparte de la columna vertebral, también pueden darse síntomas en articulaciones como las caderas y tobillos, en órganos como los intestinos e incluso en los ojos, en concreto en procesos inflamatorios oculares, como la uveítis anterior aguda. El tratamiento para esta dolencia se basa en tres pilares fundamentales: las terapias biológicas, la práctica adecuada de ejercicio y el uso de antiinflamatorios no esteroideos.

1 Ficheros de sonido (10:11 mins):

Reproducir Entrev. Juan Mulero, reumatología (10:11 minutos)



Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.com Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

HALTED