>> CATEGORIAS
>> ESPECIALES


>> SUSCRÍBETE   PODCAST    Rss PODCAST
>> SUSCRÍBETE   NOTICIAS    Rss NOTICIAS

Una producción de:

 

Wave Radio, S.L.
Avda. Diagonal 441
08036 Barcelona
Tel: 34 932 412 124
Fax: 34 932 005 169
www.vivirmejor.es

Aviso Legal

>> NOTICIAS    viernes 02 de noviembre de 2007
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Pediatría - Conoce todo lo necesario para el cuidado de los niños

Pediatría - Es normal que un bebé defeque menos cuando pasa de la leche materna a la artificial

 

madre con bebé

Fotografía por: VIRGINIAMOL

Un bebé alimentado con leche materna hace unas 4 o 5 deposiciones al día, pero cuando pasa a la leche artificial esa cifra baja a una diaria, algo que es normal porque esa única deposición al día es el patrón de los niños que consumen leche de procedencia no humana, y por tanto no es síntoma de estreñimiento, afirma la doctora Patricia Castillo, jefa de la unidad de nutrición de la clínica infantil Staurus de Barcelona y profesora de nutrición y dietética de la Universidad de Barcelona.



En el caso de los niños que consumen leche materna, las 4 o 5 deposiciones diarias son de textura blanda. En ocasiones, entre el segundo y tercer mes de vida, esa frecuencia puede bajar radicalmente y el bebé pasa a defecar una vez cada varíos días. Este estreñimiento, que suele durar una o dos semanas, carece de importancia y el niño volverá regular su ritmo intestinal de manera espontánea. En otras palabras, "se cura solo", agrega la doctora Castillo.

En cambio, cuando aparece un episodio de estreñimiento en niños que consumen leche artificial, el origen se achaca a una mala preparación del biberón en base a tres razones fundamentales: porque está demasiado concentrado, es decir, hay demasiada leche, hay baja cantidad de agua, y al tratarse de leches adaptadas tienen un aporte de gran cantidad de grasas saturadas y calcio que forman unos "jabones insolubles" en el intestino delgado, por lo que lo más recomendable es cambiar de leche. Una cucharadita de miel en el biberón también ayuda a combatir las alteraciones del tránsito intestinal.

El estreñimiento en niños de entre 3 y 5 años de edad obedece a malos hábitos alimentarios. Son menores que consumen gran cantidad de yogures y derivados de la leche, además de cereales refinados (bollería, galletas), pero que ingieren poca fibra. Uno de los trastornos en edad preescolar es la encopresis, la expulsión de las heces en lugares inadecuados debido al rebosamiento del intestino, lo que los niños describen como que "se le escapa". Este tipo de estreñimiento puede provocar la aparición de problemas psicológicos. La doctora Castillo recomienda sustituir los alimentos refinados por integrales (pan, galletas), reducir la ingesta de carne, consumir leguminosas (sobre todo guisantes, por su aporte de fibra insoluble) y también frutos secos como las nueces.

La doctora Castillo cree que un helado de postres no es ni positivo ni negativo. Es preceptivo dárselo al niño siempre y cuando éste haya comido los platos anteriores con normalidad.

1 Ficheros de sonido (08:15 mins):

Reproducir Entrev. Dra. Patricia Castillo, nutrición infantil (8:15 minutos)



 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782