>> CATEGORÍAS SALUD
Visitanos en:
CONTENIDO DESTACADO
33º Congreso Nacional SEMERGEN
COGRESO MEDICO SEEGO 2011 COGRESO MEDICO SEN 2011
Formación Online
Permanentes
Reportajes
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web


>>   sábado 05 de noviembre de 2011
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Pediatría - Conoce todo lo necesario para el cuidado de los niños

Pediatría - Vómitos y Deshidratación en niños pequeños

Última actualización de la noticia: 01/02/2010

Vómitos y Deshidratación en niños pequeños

Vómitos y Deshidratación en niños pequeños

Los vómitos son algo habitual dentro de un cuadro gastrointestinal, que suele aparecer en las épocas de invierno. Un vómito no es más que la expulsión violenta del contenido del estómago a través de la boca, es decir, que no estamos hablando de una enfermedad por sí sola.

El doctor Carles Luaces, pediatra del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, comenta como actuar frente a una situación en que un niño no deja de vomitar.

Vómito, un síntoma

Los cuadros gastrointestinales son propios de los días de invierno, y una de sus manifestaciones viene dada por los vómitos. En esta época en que los procesos respiratorios son más frecuentes, la fiebre, tos, mucosidad y vómitos pueden aparecer como consecuencias de esa alteración. Los vómitos también pueden obedecer a una patología del aparato digestivo. Por eso es necesario acotar la causa, saber si ese vomito tiene relación con el aparato digestivo o bien se produce por otra causa.  En el caso de los niños, hay que destacar que algunos tienen más facilidad para vomitar que otros. A pesar de que es una acción desagradable, el paciente se siente más calmado una vez ha expulsado aquello que le generaba irritación y malestar. El cambio en el estado general del paciente es notorio. 

Vigilar la Deshidratación

Uno de los aspectos que hay que controlar cuando un niño presenta vómitos es que la pérdida de líquidos a través de esa expulsión del contenido del estómago no acabe provocando una deshidratación. Los niños muy pequeñitos, al no hablar, no pueden decir si tienen sed, así que por precaución  habrá que ir dándoles líquidos cada cierto rato. No hay que olvidar que en los más pequeños el equilibrio interno es más ajustado así que las probabilidades de que se produzca la deshidratación son más altas. Así que la pérdida de líquidos acompañados de la falta de ingesta de comida puede llevar al niño a una situación delicada. Existen unas bebidas comercializadas que constituyen una rehidratación oral porque contienen una serie de sales minerales y de oligoelementos que ayudan a reponer lo que se pierde a través del vómito. Cuando los vómitos son importantes hay que intentar compensar esas pérdidas. También hay niños que junto con los vómitos presentan diarreas, algo que aún propicia más las deshidrataciones. Es preciso saber que la fase de rehidratación no supere las 4 horas. Tras este periodo de tiempo ya se pueden empezar a ingerir calorías, aunque sean pocas, pero hay que intentar que el aporte calórico empiece a entrar en el cuerpo.

1 Ficheros de sonido (08:36 mins):

Reproducir entrevista con el doctor Carles Luaces, pediatra del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. (8:36 minutos)



Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.com Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

HALTED