>> CATEGORÍAS SALUD
Visitanos en:
CONTENIDO DESTACADO
Formación Online
Permanentes
Reportajes
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web


>>   martes 02 de agosto de 2011
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Pediatría - Conoce todo lo necesario para el cuidado de los niños

Pediatría - Intolerancia a la lactosa en niños

Última actualización de la noticia: 09/01/2009

una botella de leche

Fotografía por: David Kitchenham

Hay personas, sobretodo en edades muy tempranas, que tienen vómitos ocasionales, dolor abdominal o diarreas aparentes. El problema desorienta mucho porque no es fácil asociarlo con una causa en concreto y además el diagnóstico también tarda en producirse. La sospecha es que a lo mejor algún alimento de su dieta no le sienta bien.

Dentro de las denominadas intolerancias alimentarias pueden haber intolerancias, alergias... ya que los niños no siempre presentan una sintomatología típica en cada caso, aunque las alergias suelen ser más definidas. Hay niños que pueden presentar los síntomas que se presentan en los libros, pero hay niños que no y hay que descubrirlos.

Los síntomas que suelen presentarse son malestar, distensión abdominal, deposiciones irregulares... En el campo de las intolerancias a los azúcares como la lactosa, el sorbitol o la fructosa hay mucha facilidad a la hora de diagnosticar ya que se pueden hacer determinaciones de gases en boca, incluso en niños en edades tempranas.

En un caso de intolerancia a la lactosa el niño puede vomitar mucho, tener diarrea o solo tener dolor de barriga. Si se confirma que el niño tiene intolerancia a la lactosa y ha pasado una gastroenteritis importante, como el rotavirus, esa puede ser la causa. En este caso, se puede hacer una supresión a la lactosa durante un tiempo y después se intenta volver a dársela al niño para ver si la tolera. En muchos casos, se recuperan y vuelven a tolerarla.

La intolerancia puede ser causada por un déficit de la enzima que digiere la lactosa. Esta intolerancia no acostumbra a ser una intolerancia total, sino que es a cantidades de lactosa; de esta manera, se puede elaborar dietas sin suprimir la lactosa. Hay lactosas como la de los productos fermentados que se tolera mejor que la de los productos crudos como la leche.

Hay leche de continuación sin lactosa que la sustituyen por otro hidrato de carbono, para niños a partir de los 2 años existen leches sin lactosa de venta en supermercados. Son leche que ya han transformado la lactosa en galactosa y glucosa.

Cuando un niño debe estar mucho tiempo sin lactosa debe ser controlado haciéndole densitometrías óseas, con dietas especiales con alimentos que tengan gran contenido en calcio y dar suplementos de calcio.

La lactancia materna es mucho mejor tolerada y casi nunca debe ser suprimida.

1 Ficheros de sonido (08:19 mins):

Reproducir Doctora Margarita Pich, gastroenteróloga infantil del Centro Médico Teknon de Barcelona (8:20 minutos)



Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.com Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

HALTED