>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   jueves 01 de abril de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Nutrición - Comida sana para una mejor salud

Nutrición - Una buena alimentación puede ayudar a prevenir la aparición de dolencias neurodegenrativas

Última actualización de la noticia: 12/05/2007

Se presenta el libro “No Te Comas El Coco. Comida Cerebrosaludable”, escrito por el cocinero Martín Berasategui y el Neurólogo Gurutz Linazasoro

Unos hábitos alimenticios saludables repercuten favorablemente en nuestra vida, pero no sólo en el momento actual, sino también a largo plazo y ayudan a tener un “envejecimiento cerebral exitoso”.

 

El cerebro no es una excepción en estos casos, y una buena alimentación pudiera ser una medida que ayude a prevenir o retardar la aparición de dolencias neurodegerativas asociadas normalmente a la edad -como el Parkinson, el Alzheimer, pérdida de la memoria, etc-.

Las necesidades nutricionales de cada individuo varían según las circunstancias fisiológicas, psicosociales y patológicas de cada momento; así pues, su alimentación también debe adaptarse a cada momento.

Esta es la razón por la que el prestigioso cocinero Martín Berasategui y el reconocido neurólogo Gurutz Linazasoro, del Centro de Investigación Parkinson de Policlínica Guipúzcoa en San Sebastián, han unido sus esfuerzos y conocimientos para escribir el libro “No Te Comas El Coco. Comida Cerebrosaludable”, el cual ha contado con el respaldo de GlaxoSmithKline.

Carmen de Olazábal, presidenta de ASPARGUI, muestra su agradecimiento y señala que como la mayoría de las asociaciones de pacientes, “los medios de que disponemos son muy  escasos y gran parte de nuestra labor la desempeñamos gracias a la colaboración desinteresada de voluntarios”. En este sentido, destaca Carmen de Olazábal, “no hubiera sido posible editar este libro sin la estimable colaboración desinteresada tanto de Martín Berasategui como del Dr. Linazasoro, ambos colaboradores de la Asociación desde hace mucho tiempo”.

Buenos hábitos desde la infancia

Gracias a los avances científicos y técnicos, hoy en día los seres humanos vivimos más tiempo que nuestros antepasados; la cuestión clave, según los autores de este recetario, es “vivir más años pero en unas condiciones físicas y mentales buenas; y para ello, es necesario mantener una actividad física y mental regular y comer sano”.

Y es que, según los autores de este libro, “a los seres humanos nos cuesta mucho adoptar pequeñas medidas preventivas que con el paso del tiempo puedan aportarnos consecuencias positivas y, adelantarnos así, a los acontecimientos. Sin embargo, resulta fundamental adquirir ciertos hábitos saludables en nuestras vidas, y entre ellos la alimentación ocupa un lugar destacado”.

La edad perfecta para comenzar a adquirir ciertos hábitos de alimentación saludable es la infancia. “De hecho los niños, uno de nuestros públicos objetivos en esta obra, han de acostumbrarse a desayunar bien, comer verdura, cinco piezas de fruta al día y no abusar de la bollería industrial”, explica el doctor Linazasoro.

En el caso de las personas que padecen alguna enfermedad neurológica crónica, “resulta decisivo adaptar la alimentación a sus necesidades, teniendo en cuenta sus hábitos, su nivel de autonomía y su calidad de vida”, explica el doctor Linazasoro. Según los autores, “La idea inicial de este libro era una compilación de recetas neuroprotectoras pero, posteriormente, hemos optado por que sea un material divulgativo que contribuya a mejorar la salud del cerebro de cualquier persona mediante la alimentación”.

De este modo, el libro incluye recetas saludables para personas en situaciones muy diversas; para personas sanas, para personas con problemas de estreñimiento, con disfagia, para las que tienen  riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cerebrovasculares, etc.

“Obviamente no es todo tan sencillo”, añade el doctor Linazasoro. “En el origen de muchas enfermedades existen otros factores que se nos escapan del control, como pueda ser la herencia genética”. La dieta simplemente es un factor más que debemos tener en cuenta y que debemos aprovechar ya que vivimos en un país donde es relativamente sencillo mantener una dieta sana”.

En este libro se han incluido 55 recetas elaboradas por Martín Berasategui cuyos ingredientes básicos son las verduras, las frutas, las legumbres, el pescado y, como no, el aceite de oliva. “Son ingredientes saludables, bajos en calorías y muy ricos para nuestro paladar”, indica el prestigioso cocinero.

Martín Berasategui destaca además que “igual de importante que los productos que utilizamos es saber dosificar las cantidades que debemos ingerir, nuestros hábitos ante la comida y nuestra actitud en la mesa, donde debemos estar relajados y con un buen ambiente”.

La importancia de la dieta mediterránea

El consejo más importante para conseguir un envejecimiento saludable, según los autores de este libro, se resume en cuatro palabras: “seguir la dieta mediterránea”. Ésta consiste básicamente en consumir frutas, verduras, legumbres, pescados y aceite de oliva. Los autores destacan que “cada día existen más evidencias del efecto positivo de estos alimentos, la mayoría de ellos ricos en omega-3”.

Los antioxidantes -que se encuentran, por ejemplo, en las nueces- también resultan muy beneficiosos para luchar contra el envejecimiento. Pero es igualmente importante  beber entre ocho y diez vasos de agua diarios (entre 1,5 y 2,5 litros).

“Simplemente se debe buscar un equilibrio y tener mucho sentido común: tener una dieta saludable y no ingerir -en la medida de lo posible- alimentos ricos en calorías”, añade el doctor Linazasoro. De ahí que los autores resalten que “comer bien resulta una mezcla entre inteligencia y placer”.

Algunas recomendaciones dietéticas generales

•    Tomar comidas frecuentes, muy nutritivas y poco abundantes.
•    Comer variado, incluyendo todos los grupos principales de alimentos para evitar un déficit nutricional.
•    Prestar especial atención a las verduras frescas y la fruta, los alimentos con proteínas sin grasas y los cereales integrales.
•    Cocinar al horno, a la parrilla o al grill.
•    Evitar el exceso de calorías.
•    Vigilar las concentraciones de lipoproteínas y colesterol.
•    Ante la disfagia... elegir productos con texturas suaves y homogéneas, sin mezclar alimentos de distinta consistencia.
•    Ante la hipertensión... evitar la sal, los ahumados, las conservas, la charcutería, los pasteles, los frutos secos salados, el café y agua con gas.
•    Ante el estreñimiento... aumentar la ingesta de alimentos con fibra (verduras, fruta, legumbres y cereales integrales); incrementar el consumo de agua (2 litros/día); beber un baso de agua tibia o caliente, zumo de naranja, ciruelas o Kiwi en ayunas; evitar alimentos astringentes (arroz, chocolate, plátano, etc).



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782