>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   viernes 02 de abril de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Nutrición - Comida sana para una mejor salud

Nutrición - La obesidad es una enfermedad crónica

Última actualización de la noticia: 09/05/2008

nutritional facts

Fotografía por: cohdra

La posición del médico de familia en la puerta de entrada del sistema sanitario y el hecho de que, al menos una vez al año, el 70% de la población pase por el centro de salud facilita la realización de actividades preventivas como tomar la tensión periódicamente, medir los niveles de colesterol, controlar la glucemia plasmática en los pacientes con riesgo de diabetes y evitar el sobrepeso. En este ultimo aspecto, hay que empezar a reeducar a la población en un cambio de hábitos, de lo contrario seremos una población mayoritariamente obesa o con sobrepeso.

Hay una amplia disponibilidad de alimentos y bebidas, en su mayoría manufacturados, con alto contenido energético, ricos en grasa de mala calidad, sal, azúcares refinados y una baja calidad nutricional en cuanto al aporte de micronutrientes. Son productos muy sabrosos, pero poco saciantes, de manera que se comen en raciones cada vez más grandes. Están al alcance de todos, en cualquier momento y lugar, y la publicidad y el marketing hacen de los niños y adolescentes la población diana. Esto es la dieta obesogénica. Debido a esto hay un gran aumento de la obesidad y que la OMS lo denomine la epidemia del siglo XXI.

Los gobiernos con las políticas antiobesidad, la industria alimentaria o de la restauración, deberían actuar en mayor medida para revertir la situación. Lo que hace el médico de familia es concienciar a la población de la influencia de la dieta y el ejercicio en la salud y lo contrario, concienciar de los riesgos que conlleva el aumento de peso y la obesidad.

Hay que tener en cuenta que la obesidad es una enfermedad crónica que conlleva riesgos para la salud; hay que conocer todas las posibilidades terapéuticas que existen en cuanto a planes de alimentación saludables, ejercicio físico y cambios de estilo de vida. Los médicos deben transmitir conocimientos veraces y fiables, hay que estar alerta con todos los reclamos publicitarios engañosos que han surgido en torno a la obesidad, suplementos dietéticos, dietas milagro.. muchos de estos reclamos suelen tener escasa o nula efectividad clínica contrastada en la obesidad y pueden conducir a riesgos potenciales para la salud.

Nuestro cuerpo está bien adaptado a la escasez de alimentos y esto viene dispuesto genéticamente, pero está mal adaptado a una situación de opulencia y lo mismo ocurre con el ejercicio; está bien adaptado a la vida nómada pero mal al sedentarismo. La industralización, la urbanización.. ha propiciado muchos cambios en las estructuras laborales y las actividades lúdicas; todo esto ha creado unos hábitos sociales en los que la actividad física es baja. Ambas cosas con una alimentación desproporcionada ha propiciado el aumento de la obesidad.

Los médicos insisten mucho en la práctica regular de ejercicio como método para prevenir la ganancia de peso; hay que tener en cuenta que la actividad física por sí sola no ayuda a perder peso, pero es fundamental después para no volver a ganar el peso perdido.

Cada vez más gente come fuera de casa. Entonces hay que escoger, dentro del menú, aquellos platos que sean más hipocalóricos; a veces, es preferible tomar 2 primeros que un primer y un segundo plato. Siempre insistir en tomar como bebida el agua, reducir el consumo de alcohol, de zumos envasados, de refrescos que suponen un gran aporte calórico. Acostumbrarse a tomar como postre la fruta y no debemos acabar la ración si no tenemos más hambre; se suelen servir raciones mayores de las recomendadas.

La estrategia a seguir cuando se quiere perder peso es la misma se trate de un sobrepeso o una obesidad. Lo primero es conocer al paciente, sus circunstancias, el grado de motivación de esa persona y sus apoyos externos. Va a ser un tiempo prolongado en el cual se van a hacer cambios importantes en sus hábitos de vida. Hay que obtener un balance energético negativo; aumentar la actividad física y reducir la ingesta calórica y obtener una dieta equilibrada.

1 Ficheros de sonido (11:18 mins):

Reproducir Doctora Aída Iglesias, médico de familia y miembro del grupo de nutrición de la SEMFYC (11:18 minutos)



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782