>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   viernes 02 de abril de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Nefrología - Noticias del riñon y diálisis

Nefrología - La libre elección de diálisis es válida para la mayoría de pacientes de insuficiencia renal crónica

Última actualización de la noticia: 07/10/2007

César Remón, responsable Congreso SEN y nefrólogo del Hospital Universitario de Puerto Real (Cádiz)

Fotografía por: prensa Palacio Congresos Cádiz

En el XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología, celebrado recientemente en Cádiz, se ha debatido acerca de la diálisis, que es el tratamiento renal sustitutivo (el que sustituye la función habitual del riñón). Cuando este órgano no es suficiente para mantener vivo a un paciente es necesaria esta terapia. En la actualidad, existen tres tipos: diálisis peritoneal, hemodiálisis y trasplante renal, este último complementario a los otros dos, y con unas características que los diferencian, sobre todo en la calidad de vida del paciente trasplantado. Aún así, se ha comprobado que muchos pacientes renales utilizan a lo largo de sus vidas los tres tratamientos sustitutivos.

“El concepto moderno de los tratamientos sustitutivos renales es que no son tratamientos competitivos y sí complementarios, y que cada uno tiene beneficios para el paciente en un momento dado de su vida”, señala el Dr. Cesar Remón, secretario general del XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y nefrólogo del Hospital de Puerto Real en Cádiz.

Hoy en día, el 70% de los pacientes en diálisis podrían estar en cualquiera de los dos tipos de diálisis (hemodiálisis y diálisis peritoneal), y los resultados serían muy parecidos en ambos. “Los nefrólogos debemos proponer la libre elección de estos pacientes con respecto a estos dos tratamientos, no sólo por criterios éticos y razonables, sino también porque existe una Ley de Autonomía del Paciente, que está en vigor en España desde el año 2003, que obliga a informar y a permitir la libre elección del paciente, cuando se refiere a un tratamiento de similares resultados”.

Porcentajes en técnicas de diálisis

La técnica de diálisis más utilizada es la hemodiálisis, debido sobre todo a los conocimientos de los pacientes a la hora de elegir, ya que hay muchos que no tienen suficiente información o no se les oferta.

Según el Dr. Remón, “en definitiva, a cualquier paciente que requiera un tratamiento renal sustitutivo y no tenga una contraindicación para alguno de ellos, se le debería ofertar la posibilidad de elegir la opción adecuada. Para ello es necesario que la Atención Primaria remita de forma precoz al paciente al Servicio de Nefrología, porque la información que el paciente requiere no se asimila en poco tiempo. De hecho, se ha comprobado que el paciente necesita al menos un año para que sea informado y preparado adecuadamente para el tratamiento renal sustitutivo. Dentro de estos conceptos, están incluidos los cuidados generales de la enfermedad renal o de su causa, como muchas veces es la diabetes”.

Además, la SEN indica que es importante que el paciente sea informado sobre las diferentes modalidades de tratamiento, y que ese grupo importante de pacientes que puede elegir opine, porque cuando esto ocurre, aproximadamente la mitad de los pacientes elegirían técnicas domiciliarias, como la diálisis peritoneal, lo que significa tres veces más de lo que se utiliza ahora en España. Básicamente, el problema es que muchos pacientes llegan tarde, y también influye la falta de costumbre del paciente a la hora de decidir el tratamiento que debe elegir, como está pasando en Suecia u Holanda (30% con diálisis peritoneal).

Diálisis peritoneal

“Para el global de los pacientes, no hay una técnica de diálisis superior a la otra, son técnicas de resultados similares, pero la manera de llevarla a cabo es muy distinta”, comenta el nefrólogo.

La diálisis peritoneal es una técnica que se desarrolla en el domicilio y se basa fundamentalmente en los autocuidados del paciente. Consiste en los recambios de unos líquidos de diálisis que son introducidos en la cavidad peritoneal, la cual es utilizada como membrana de diálisis a través de un catéter. Se trata de una técnica sencilla y segura, sin efectos adversos importantes, pero necesita una serie de requisitos: condiciones higiénicas razonables y un mínimo de capacidad del paciente para llevarla a efecto, o, en su defecto, colaboración de un ayudante.

Existen países como Francia o Dinamarca que tienen programas de ayuda al dializado en su domicilio, pero en España todavía no está muy desarrollado, ya que sólo es la enfermería la que apoya a los ancianos con cierto deterioro físico y psíquico. Las desventajas de esta técnica son la necesidad de autonomía del paciente y el problema de que éste tenga una cavidad peritoneal inservible, como en enfermos con muchas cirugías o con alguna enfermedad inflamatoria. Todas ellas serían condiciones que harían contraindicar esta técnica.

Hemodiálisis

En la hemodiálisis general, las desventajas consisten en que hay algunos pacientes a los que no se les puede hacer un acceso vascular, que es susceptible de una fístula donde tomar la sangre para depurarla y devolvérsela por un circuito extracorpóreo a la misma persona. Además, “la inestabilidad hemodinámica, es decir, una cardiopatía muy severa haría que el paciente no tolere la sesión de hemodiálisis”, especifica el Dr. Remón.

Todas estas contraindicaciones afectan sólo a un 30% de la población que necesita diálisis, y de éstos, aproximadamente un 80% estaría en la contraindicación de diálisis peritoneal y un 20% en hemodiálisis.

Existe un formato más reducido de hemodiálisis domiciliaria, que requeriría una conexión a un centro de ayuda u otra persona implicada de apoyo al paciente en diálisis, pero requiere un nivel sociocultural e intelectual para manejar una tecnología algo más compleja de lo habitual.

Diálisis en los niños pequeños

Existen algunas preferencias en el tratamiento renal sustitutivo, por ejemplo los niños menores de 7 años, que son de elección para el trasplante. Pero mientras esperan a ser trasplantados, la mejor elección sería la diálisis peritoneal, ya que no tienen que abandonar el domicilio y además el ayudante existe (la madre, padre o tutor). Pero sólo se puede poner en práctica siempre que el niño se pueda conectar a una cicladora de diálisis peritoneal nocturna, puesto que los nefrólogos disponen en la actualidad de una tecnología de recambios no manual, lo que se llama diálisis peritoneal automática. “La madre lo coloca por la noche con el aparato automático, se dializa mientras duerme y puede ir al día siguiente al colegio, por tanto es menos traumático que ir al un centro de diálisis”, detalla uno de los responsables del Congreso.

De la diálisis al trasplante renal

Dentro de la diálisis hay un subgrupo de pacientes, cada vez más numeroso, que representa al 30% de candidatos a un trasplante renal una vez calculados los beneficios-riesgos.

Es necesario que estos pacientes tengan una disposición cardiovascular capaz de tolerar una cirugía y un tratamiento posterior para el trasplante. Por tanto, “aunque el trasplante tiene una importancia indudable dentro de estas técnicas de tratamiento renal sustituido, sólo a los pacientes con mejor situación física, se les puede ofertar esta posibilidad”, apostilla el Dr. Remón.



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782