anorexia aumentan enormemente el riesgo de padecerla en la edad adulta", asegura el doctor Andrés Forteza, del Servicio de Ginecología del Hospital Comarcal de Inca, en Mallorca, en el marco de la IV Reunión Hispano-Lusa de Menopausia celebrada en Maspalomas. Portal de Salud y Calidad de Vida. Las últimas noticias para vivir mejor. Divulgación medico sanitaria con audio y video, con el máximo rigor, seriedad y calidad. Con el aval de las más importantes Sociedades Médicas del mundo."/> anorexia aumentan enormemente el riesgo de padecerla en la edad adulta", asegura el doctor Andrés Forteza, del Servicio de Ginecología del Hospital Comarcal de Inca, en Mallorca, en el marco de la IV Reunión Hispano-Lusa de Menopausia celebrada en Maspalomas. Portal de Salud y Calidad de Vida. Las últimas noticias para vivir mejor. Divulgación medico sanitaria con audio y video, con el máximo rigor, seriedad y calidad. Con el aval de las más importantes Sociedades Médicas del mundo."/> Vivir Mejor: Padecer anorexia en la juventud incrementa enormemente el riesgo de osteoporosis en la edad adulta
>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   miércoles 31 de marzo de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Ginecología

Ginecología - Padecer anorexia en la juventud incrementa enormemente el riesgo de osteoporosis en la edad adulta

Última actualización de la noticia: 09/07/2007

mujer que simula ser menopáusica

Fotografía por: taliesin

La llegada de la menopausia tiene mucho que ver con la aparición de la osteoporosis en esta etapa de la vida de la mujer. Sin embargo, determinados hábitos de vida durante la juventud pueden incrementar aún más la probabilidad de que aparezca. Así, por ejemplo, "los cuadros de anorexia aumentan enormemente el riesgo de padecerla en la edad adulta", asegura el doctor Andrés Forteza, del Servicio de Ginecología del Hospital Comarcal de Inca, en Mallorca, en el marco de la IV Reunión Hispano-Lusa de Menopausia celebrada en Maspalomas.

En España, el 35% de las mujeres mayores de 50 años y más de un 50% de las que superan los 70 padecen osteoporosis. Así, se estima que 2,5 millones de españolas sufren esta dolencia, que "más que una patología, debemos considerarla un factor de riesgo importantísimo para sufrir fracturas por fragilidad", señala el doctor Forteza. Y es que se calcula que en nuestro país una de cada 5 mujeres mayores de 50 años  tiene al menos una fractura de columna (las más frecuentes) y una de cada 3.000 sufre una fractura de cadera, consideradas las más graves. De hecho, entre el 12 y el 20% de las mujeres que sufren un accidente de este tipo fallecen durante el primer año posterior al mismo.

Para evitar estas complicaciones, el doctor Domingo Madera, coordinador de la IV Reunión Hispano-Lusa de Menopausia, hace hincapié en la importancia de detectar el problema antes de que se sufra la primera fractura ósea: "es el caso de las mujeres que tienen osteopenia, situación en la que el hueso comienza a sufrir una disminución de la densidad pero aún no la suficiente como para diagnosticar la enfermedad".

Sol para los huesos

El sol es fuente de vida y aún más cuando hablamos de un óptimo desarrollo de la masa ósea. Según el doctor Forteza, "para que un hueso funcione bien necesita vitamina D, ya que el calcio no se absorbe sin ella". Aunque es imposible adquirir la cantidad suficiente de vitamina D a través de la dieta, existe una forma natural de hacerlo. "Existe una previtamina D en la piel que, por el efecto de la exposición al sol, se absorbe y pasa a ser vitamina D. De esta forma conseguimos absorber el calcio necesario", añade el experto. Sin embargo, en muchos casos, llegada la menopausia y con posterioridad se recomienda el uso de suplementos combinados de calcio y vitamina D. "Prácticamente todos los ensayos que han estudiado la eficacia de los tratamientos para la osteoporosis se han desarrollado asociando ambos por lo que es aconsejable siempre que se inicie una terapia para potenciar dicha combinación", concluye Forteza.

Patología del suelo pélvico

La importancia del manejo y la prevención de las patologías del suelo pélvico es otro de los temas abordados durante la IV Reunión Hispano-Lusa de Menopausia. Aunque no existen demasiados estudios en cuanto a su incidencia, se calcula que en España "4 de cada diez mujeres en edad reproductiva sufren en algún momento de su vida algún escape involuntario de orina que, por lo menos, les incomoda", destaca el doctor Eduardo Luelmo, jefe de la Unidad de Suelo Pélvico del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno-Infantil de Canarias.

Las patologías del suelo pélvico son diversas. Por orden de frecuencia y gravedad cabe destacar: la incontinencia de orina de esfuerzo y de urgencia, los prolapsos de vejiga, útero o recto, la incontinencia fecal, la dispareunia (dolor en las relaciones sexuales) y el dolor pélvico crónico. Si bien existen técnicas y tratamientos específicos para cada una de ellas, la reeducación vesical y la realización de ejercicios del suelo pélvico (ejercicios de Kegel) son hábitos que deberían adoptar todas las afectadas y, en el caso de los segundos, todas las mujeres como medida preventiva desde el primer embarazo. "Ejercitar los músculos del suelo pélvico entre 20 y 30 minutos al día puede evitar que aparezcan complicaciones de este tipo, sobre todo, con la llegada de la menopausia".

Los ejercicios son muy sencillos y cualquier mujer los puede llevar a cabo en casa. "Consisten en contraer el esfínter anal fuertemente durante 6 segundos y relajarlo durante otros 12, así durante una media hora aproximadamente", señala Luelmo. A corto plazo no se notan los beneficios, pero llegados los 50 la mujer puede evitar desarrollar alguna de estas patologías.

Aunque la frecuencia de este tipo de dolencias es ya significativa, lo peor está aún por llegar. Los expertos estiman que para el año 2030 llegará un aluvión de casos fruto del aumento de la esperanza de vida de las mujeres. Hoy en día, estos cuadros continúan ocultos en muchos casos debido, fundamentalmente, a tres razones: la mujer se avergüenza de consultarlo con su médico, piensa que es propio de la edad y que, por lo tanto, no tiene solución, y además los médicos no se interesan en la consulta por recomendar las medidas que pueden evitarlos a largo plazo.



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782