>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   miércoles 31 de marzo de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Gastroenterología - Noticias del estómago y el aparato digestivo

Gastroenterología - Los tratamientos 'a la carta' y ls nuevas moléculas en desarrollo revelan un prometedor futuro para el tratamiento de la hepatitis c

Última actualización de la noticia: 05/05/2007

Los datos de prevalencia de la hepatitis C sitúan a esta patología como una de las epidemias de la segunda mitad del siglo XX y que se adentra en el siglo XXI, que en España la padece entre un 2% y un 3% de la población, lo que supone que alrededor de 900.000 españoles sufren la enfermedad. Sin embargo un porcentaje importante de estos pacientes desconoce que está infectado, un problema que requiere una mayor toma de conciencia sobre el diagnóstico de la enfermedad, tanto del personal sanitario como de la población general.

•    La individualización del tratamiento, en función del tipo de respuesta que presenta el paciente, puede evitar en gran parte los efectos adversos.

•    El desarrollo de un tratamiento capaz de curar la hepatitis C es un hito en la historia del manejo de las enfermedades crónicas; actualmente, el reto es optimizar el tratamiento para cada paciente según su grado de respuesta al mismo.

•    El inhibidor de la polimerasa R1626 podrá ofrecer un esperanzador panorama para los pacientes no respondedores a la terapia actual y se estima que estará disponible en 4 ó 5 años aproximadamente.

Actualizar conocimientos y servir como plan de acción continuada para los hepatólogos españoles es el objetivo por el que más de 400 hepatólogos se dan cita un año más en la tercera convocatoria del Simposium ‘Avances en Hepatología’, una reunión científica patrocinada por Roche Farma, que se ha convertido en el evento de referencia en el campo de la hepatología y que este año se celebra en la capital hispalense.

Actualmente tres son las claves para avanzar en la lucha contra la hepatitis C crónica: optimizar el tratamiento actual, conseguir mejorar el cumplimiento terapéutico y los efectos adversos y desarrollar nuevas moléculas

En cuanto a la optimización del tratamiento, el Dr. Ramón Planas, jefe de la Unidad de Hepatología del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, considera que “cada vez se tiende más hacia los tratamientos ‘a la carta’. De esta manera, individualizando el tratamiento en función del tipo de respuesta que presenta el paciente tratamos de evitar los efectos adversos indeseables”.

En opinión del Dr. Manuel Romero, Jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital de Valme de Sevilla, los efectos adversos del tratamiento actual se dividen en cuatro tipos: “las primeras inyecciones producen un cuadro pseudogripal con mialgias, y malestar general que se suele controlar con el uso de paracetamol (afecta a dos tercios de los pacientes); por otro lado, pueden aparecer alteraciones en el hemograma como neutropenia o plaquetopenia (afecta al 4-6% de los casos) provocadas por el interferón o anemia (afecta al 15-20% de los casos) inducida por la ribavirina; por ello se realizan controles hematológicos frecuentes en las primeras semanas. Además se detectan síntomas depresivos en una quinta parte de los pacientes y por último, el tratamiento puede exacerbar enfermedades latentes como alteraciones tiroideas u otras enfermedades autoinmunes, aunque esto ocurre en el 1-2% de los casos”, señala el Dr. Romero.

Asimismo, el Dr. Moisés Diago, Jefe de la Sección de Hepatología del Hospital General Universitario de Valencia, señala que “no todas las complicaciones afectan a todos los pacientes y hay pacientes con buena tolerancia que apenas notan los efectos secundarios”. “Sin embargo —matiza el Dr. Diago— el apoyo al paciente es útil y fundamental para un buen cumplimiento terapéutico”.

De todas formas, el Dr. Romero considera que a pesar de la visión negativa que hasta ahora han tenido los tratamientos antivirales, como consecuencia de los efectos adversos, está cambiando. En un estudio presentado recientemente en el Congreso Europeo de Hepatología (EASL) se ha puesto de manifiesto que “el miedo a los efectos indeseables del tratamiento no es una causa relevante por la que los pacientes no deciden tratarse, sino que lo son la situaciones familiares o laborales”, matiza el Dr. Romero.

¿Se cura la hepatitis C?
El desarrollo de un tratamiento capaz de curar la hepatitis C es un hito en la historia del manejo de las enfermedades crónicas. “En el momento actual  el reto es optimizar el tratamiento para cada paciente según su grado de resistencia al interferón”, afirma el Dr. Romero. Por ello, añade, se ha de “tener en cuenta el genotipo, la carga viral, el estadio de fibrosis y el nivel de resistencia a la insulina y diseñar el mejor tratamiento posible”.

Por otra parte, la ribavirina desempeña un papel fundamental para evitar las recidivas —de un 20 a una 50%—. Asimismo, “para conseguir este objetivo es fundamental recibir como mínimo el 60% de la dosis prescrita”, señala el Dr. Planas. En caso de intolerancia a la ribavirina se puede reducir la dosis de forma gradual  hasta conseguir la dosis tolerada o bien administrar factores de crecimiento.

Reducción del tratamiento
Gran parte de los investigadores en el campo de la hepatología tratan de optimizar la terapia actual. En este sentido, son varios los logros que se están consiguiendo y se presentan en reuniones científicas como la que se celebra mañana.

Así, resulta fundamental señalar la reciente aprobación por parte de la Unión Europea de la reducción de tratamiento para un subconjunto de pacientes con hepatitis C de genotipos 1 y 4, que logren una respuesta viral rápida a través de la combinación de Pegasys® (interferón pegilado alfa-2a [40KD]) y Copegus® (ribavirina). Este conjunto de pacientes podría recibir un tratamiento más corto, cuya duración sea  aproximadamente de 24 semanas, la mitad de la duración actual.

Esta reducción del tratamiento es un avance muy importante en el manejo de los pacientes con hepatitis C por dos motivos, señala el Dr. Diago: “permite ahorrar costes y disminuir los efectos adversos”.






Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782