>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   jueves 01 de abril de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Gastroenterología - Noticias del estómago y el aparato digestivo

Gastroenterología - 40% de los adultos padecen habitualmente problemas defecatorios

Última actualización de la noticia: 11/05/2007

Hasta el 40% de los adultos padecen habitualmente problemas defecatorios. Además, el 100% de las personas que llegan a los 60 años han padecido alguna vez en su vida alguna patología coloproctológica, entre las que se incluyen dolencias como las hemorroides o la fisura anal. Así lo aseguran los expertos participantes en la XI Reunión Nacional de la Asociación de Coloproctología, que se celebra hoy en el Palacio Kursaal de la capital donostiarra.

•    La fisura anal es una de las condiciones más dolorosas, con un elevado impacto en la calidad de vida del paciente. Por primera vez, se ha presentado un tratamiento específicamente indicado para el dolor de la fisura anal crónica.

•    El dolor que provoca la fisura anal puede ser tan intenso que se han registrado casos de pérdida de conocimiento, lo que se conoce como síncope anal.

•    Según un estudio realizado con habitantes de Navarra, poco más del 25% de la población con sintomatología de problemas coloproctológicos acuden al especialista, lo que dificulta conocer la prevalencia de las enfermedades en este ámbito

•    El pasado año se publicó un nuevo algoritmo terapéutico a nivel europeo para el tratamiento de la fisura anal; en su redacción participó un coloproctólogo español

Es difícil medir la prevalencia de las enfermedades de esta especialidad por la reticencia de los afectados a acudir al especialista. Así, uno de los pocos estudios realizados sobre alteraciones de la función defecatoria, que se llevó a cabo con población de Navarra, puso de manifiesto que pesé a la alta prevalencia de síntomas defecatorios, algunos aparentemente tan alarmantes como el sangrado, tan sólo un 27,8% de las personas con sintomatologías había consultado con su médico.

Uno de los problemas más dolorosos que tratan los coloproctólogos es la fisura anal. Esta dolencia consiste en un desgarro longitudinal de la zona anodérmica o revestimiento del ano (exactamente fuera de la entrada del recto).

La fisura anal puede ser aguda, cuando los síntomas duran menos de seis semanas, o crónica, cuando estos se alargan a partir de esa fecha.  Aunque entre el 50% y el 70% de las fisuras anales agudas se curan espontáneamente, las que progresan a una forma crónica tienen un elevado impacto en la calidad de vida de los afectados.

Las personas que padecen fisura anal sufren un dolor estremecedor durante las deposiciones, que han calificado en diversos estudios como “intenso, agudo, desgarrador o abrasador”. De hecho, el dolor puede llegar a ser tan intenso que, en ocasiones, proota la pérdida del conocimiento, lo que se conoce como síncope anal.

Además, los pacientes de esta patología viven en un círculo vicioso. Puesto que es al hacer sus necesidades cuando más les duele, retrasan el momento de la defecación lo máximo posible, lo que implica un aumento del volumen fecal y que la siguiente vez sea aún más dolorosa, por lo que el enfermo sigue retrasando el momento de ir al baño una y otra vez.

La fisura anal suele hacer que los pacientes expulsen pequeñas cantidades de sangre de color rojo vivo. Precisamente es este síntoma, junto con el dolor extremo, lo que hace a las personas consultar al especialista.

La Guía de Práctica Clínica sobre el Manejo del Paciente con Rectorragia o sangrado rectal señala que las hemorroides y las fisuras anales son de las causas más frecuentes en las consultas de atención primaria.

“A pesar de que no se conoce exactamente la incidencia de la fisura anal, este es uno de los problemas proctológicos y motivos de consulta al cirujano más frecuentes en la población occidental, que afecta con mayor frecuencia a pacientes en edad laboral (20-50 años) siendo igual en el hombre q la mujer, produciendo una clínica de dolor y sangrado anal, lo que conlleva una alteración en la vida laboral del paciente junto a una alarma y preocupación personal”, explica el Dr. Antonio Arroyo, de la  Unidad de Coloproctología del Hospital General Universitario de Elche, Alicante

Tratamiento

Actualmente, existen tratamientos para la fisura anal. Algunas de estas terapias son conservadoras y consisten principalmente en un cambio en las medidas dietéticas, con mayor ingesta de líquidos y de fibra y con la aplicación de los llamados ‘baños de asiento’. Sin embargo, estas medidas son menos eficaces cuando la fisura es crónica, momento en el que se hace necesario un tratamiento farmacológico o quirúrgico.

“La cirugía con la sección parcial del esfínter anal interno ha sido en los últimos años el tratamiento de elección en la mayoría de los servicios quirúrgicos españoles. Sin embargo, ésta puede producir en un gran número de pacientes una incontinencia fecal irreversible. Además, la falta de quirófanos, dadas las listas de espera quirúrgicas y la priorización de otros procesos más graves, crea un retraso en la solución definitiva de esta patología causando un grave problema socio-económico”, apunta el Dr. Arroyo.

El Dr. Arroyo fue precisamente uno de los 8 especialistas que desarrollaron el algoritmo terapéutico para la fisura anal, unas guías de práctica clínica que orientan a los especialistas de toda Europa y que se presentaron el año pasado y en donde se recogen las últimas recomendaciones para tratar esta incómoda dolencia.

“Recientemente, se han comenzado a utilizar tratamientos médicos alternativos (nitroglicerina, toxina botulínica, calcio antagonistas,...) con el objetivo de curar la fisura sin gran demora en el tiempo y evitando la incontinencia residual que ocurre en la cirugía. De hecho, en la las guías internacionales actuales del tratamiento de la fisura, se establece como primer escalón terapéutico el uso de estas sustancias, dejando la cirugía para los casos de recurrencia o no curación”, comenta el especialista del Hospital de Elche.





Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782