>> CATEGORIAS
>> ESPECIALES


>> SUSCRÍBETE   PODCAST    Rss PODCAST
>> SUSCRÍBETE   NOTICIAS    Rss NOTICIAS

Una producción de:

 

Wave Radio, S.L.
Avda. Diagonal 441
08036 Barcelona
Tel: 34 932 412 124
Fax: 34 932 005 169
www.vivirmejor.es

Aviso Legal

Web Médica Acreditada. Ver más información

¡CSS Válido!

Valid XHTML 1.0 Transitional

[Valid RSS]

>> NOTICIAS ACTUALIZADAS:    miércoles 23 de abril de 2008
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Gastroenterología - Noticias del estómago y el aparato digestivo

Gastroenterología - Endoscopia

Última actualización de la noticia:

04/03/2008

 

abstracto representando una endoscopia

Fotografía por: mantasmagorical

La endoscopia digestiva es una técnica diagnóstica y terapéutica que ha permitido mejorar la precisión diagnóstica y reducir la necesidad de intervenciones quirúrgicas. En la práctica cotidiana las dos técnicas más habituales son dos: La endoscopia digestiva alta que permite la exploración hasta la segunda porción del duodeno. Es el famoso tubo que se introduce por la boca mediante sedación…Y luego está la colonoscopia o endoscopia digestiva baja, que es otro tubo flexible que se introduce por el ano y está indicada para explorar el recto y el colon. La colonoscopia ha permitido a muchos pacientes prevenir y “curar” un cáncer de colon. Ahí está el ejemplo de las personas con poliposis familiar.


Las técnicas de endoscopia diagnóstica y terapéutica han progresado de un modo considerable en los últimos años, lo que hace concebir un futuro muy satisfactorio para este tipo de técnicas. Nos ayuda a saber más el Doctor Ramón Abad, endoscopista y Jefe de la Unidad de Endoscopia Digestiva de Clínica CIMA de Barcelona.

Cada vez se hacen más endoscopias. Una endoscopia es un término amplio, que quiere decir “visión del interior de”, por lo tanto, dentro del concepto de endoscopia introduciríamos la otoscopia del otorrino, la colposcopia, la broncoscopia del neumólogo. La que más relevancia tiene porque es la que más se practica y es la que permite accesos más amplios al aparato digestivo es la endoscopia digestiva.

Dentro de la endoscopia digestiva tendríamos dos partes: la parte alta, endoscopia digestiva alta o gastroescopia a través de la boca para explorar esófago, estomago y duodeno y la endoscopia digestiva baja, o colonoscopia, que nos permite a través del ano explorar el recto,el sigma y el resto del colon hasta llegar al fondo del saco de ciego.

Se hace una endoscopia por la alta rentabilidad diagnóstica y terapéutica que tiene.

Desde el principio de la medicina se ha tenido un gran handicap en el aparato digestivo y es que los síntomas no van paralelos al grado de gravedad de la enfermedad, ni tan solo van paralelos a la enfermedad; de manera que nos podemos encontrar un paciente que tiene unos dolores tremendos y en cambio no tiene una patología o tiene una patología banal y otro que no tiene síntomas y tiene un cáncer de colon. Por lo tanto, el grado de gravedad  y el nivel de dolor o molestia no van paralelos. Esto era una gran dificultad para el clínico porque, aunque se podía hacer una palpación en el abdomen, se hacia preguntas tipo, ¿será una ulcera?, ¿será un cáncer?, ¿será  una gastritis? o ¿sencillamente una hernia?. La endoscopia nos permite dilucidar y poner cada cosa en su sitio.

El tamaño del endoscopio en los últimos 35 años ha variado 1 milímetro, lo cual quiere decir que el grosor del endoscopio no es lo que causa las molestias: los japoneses ya sacaron en su día, hace 25 años, un endoscopio de 7 milímetros que lo denominaban endoscopio pedriático, pero tenía un problema; al ser tan delgado y flexible no pasaba el esfínter esofágico superior, no pasaba por lo que se denomina boca de Kilian, el esófago superior y le faltaba rigidez. Por lo tanto, se ha acabado trabajando con un endoscopio de 9-10 milímetros para la endoscopia digestiva alta y de unos 11 milímetros para la endoscopia digestiva baja. El tamaño del endoscopio, el grosor del endoscopio no es lo que más molesta, lo que más molesta es la inyección del aire y el paso de los ángulos del colon, que entonces produce una distensión y esa distensión produce dolor.

La sedación juega un papel muy importante para la comodidad del paciente. Cada vez se practican menos endoscopias sin sedación y cuando esto ocurre es porque no se puede.

Una unidad de endoscopia es una unidad muy amplia, con mucho personal, mucha gente trabajando; se trabaja conjuntamente con anatomopatólogos, se necesitan patólogos y anestesistas cada vez más cerca. Todo esto requiere un “turnover” de individuos que se van moviendo dentro de una o varias salas. El paciente al estar sedado requiere de un “recovering” dentro de unos “boxes” donde lo puedan ir controlando, requiere una enfermería de seguimiento, etc. Hoy en día, esto es un movimiento muy diferente al que teníamos hace tan sólo 10 años.

Una endoscopia alta, desde que se introduce el endoscopio hasta que se extrae, si no se tiene que hacer ninguna actividad de biopsia ni ninguna intervención terapéutica quirúrgica endoscópica, suele durar entre 7-8 minutos. El paciente está completamente dormido durante este tiempo y se despierta al cabo de un rato. Las drogas de las que se dispone en este momento son lo contrario de lo que eran hace unos años, tienen un tiempo de vida media tan corto en el organismo que el problema del anestesista es que el paciente no despierte antes de tiempo; se inyecta milímetro a milímetro la cantidad necesaria para mantener el estado de sueño. El endoscopista y el anestesista trabajan conjuntamente para se inyecte la cantidad necesaria para que el paciente despierte segundos después de haber retirado el endoscopio.

Una colonoscopia puede durar unos 15 minutos de media, ya que el colon es más largo y dependerá de la anatomía de cada paciente. Hay pacientes con el colon muy largo e incluso, a veces, no se ha podido llegar a alcanzar el final del colon.

Con una endoscopia se puede ver toda la patología intraluminal, la patología que mide una repercusión en el interior de la luz del esofago, estomago, duodeno y colon. Si hay esofagitis, si hay infecciones por cándidas, fístulas, estenosis.. es un diagnóstico claro y preciso.

La endoscopia tiene una fiabilidad altísima.

El gran avance de la endosdopia es, gracias a una tecnología aplicada, poder tratar algunas patologías. Permite dilatar cuando hay una estenosis, con una dilatación mecánica y neumática;  permite controlar una intervención reciente para comprobar que todo esta bien, permite fulgurar una lesión que está sangrando, cada vez va menos gente a quirófano por una hemorragia digestiva, permite resecar un pólipo, limpiar la vía biliar, cálculos enclavados e incluso resecciones de grandes tumores, por ejemplo en el recto por vía transanal.

La endoscospia se recomienda como prevención  en pacientes con antecedentes familiares de cáncer de colon, pacientes con antecedentes familiares con pólipos y pacientes de 50 años o más de edad.

Los pacientes con síntomas como el sangrado por el esfínter anal, aunque el 80 % de los casos de sangrado son debido a las hemorroides. Gracias a las hemorroides, que no tienen nada que ver con el cáncer, se puede poner al paciente, de más de 50 años, con antecedentes,etc. En situación que nos permita explorar el interior del colon y le vamos a poder diagnosticar un pólipo que sí tiene que ver con el cáncer.

La mayoría de los pólipos son benignos. Los pólipos de colon y los pólipos del aparato digestivo prácticamente los dividimos en dos grupos: aquellos que son pre-malignos, es decir, que sabemos que con el tiempo pueden llegar a desarrollar un cáncer y aquellos que no son pre-malignos; que son aquellos que por muchos años que pasen no va a pasar nada. Lo que ocurre es que eso no lo sabemos hasta que no lo miramos por el microscopio y para ello hay que extirparlo entero, ya que el pólipo puede ser benigno en un 95% y tener un fragmento que esté malignizado.

Si el médico le ha indicado realizarse esta exploración, debe practicarse  ya que ésta  no se hace por divertimento, sino para hacerle un bien al paciente porque se tiene una duda razonable de lo que puede tener esa persona.

 

El Doctor Ramón Abad, endoscopista y jefe de la Unidad de Endoscopia Digestiva de Clínica CIMA de Barcelona nos contesta a las siguientes preguntas:

 

¿Prevenir y curar un cáncer de colon, es posible con una endoscopia?

¿Qué utilidad tiene hoy la endoscopia digestiva y la colonoscopia?

Ustedes en CIMA son referencia en España en la utilización de estos métodos de diagnóstico. ¿La clave está en la sedación, para tranquilidad del paciente?

¿Se hacen endoscopias digestivas sin sedación?

¿Cuándo hay que hacerse una colonoscopia y en que situaciones la recomienda usted especialmente?

¿Cómo podemos saber que tenemos pólipos en el colon?

¿Ha habido avances y novedades en cuanto al uso de estas pruebas diagnósticas y a su tecnología?

¿Una colonoscopia puede ser técnica terapéutica, es decir usarse como tratamiento? ¿En qué casos?

La prevención del cáncer de colon pasa por la realización de una colonoscopia, especialmente en grupos de riesgo. ¿Cómo surge un cáncer de colon?

1 Ficheros de sonido (18:57 mins):

Reproducir Entrevista con Doctor Ramón Abad, endoscopista y jefe de la Unidad de Endoscopia Digestiva de Clínica CIMA de Barcelona. (18:58 minutos)



 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782