>> CATEGORÍAS SALUD
Visitanos en:
CONTENIDO DESTACADO
Avances Médicos
Congresos
Formación Online
Permanentes
Reportajes
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web


>>   jueves 05 de enero de 2012
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Endocrinología - alteraciones de las glándulas endocrinas , tiroides

Endocrinología - La reducción de estómago sin incisiones

Última actualización de la noticia: 07/10/2011

La reducción de estómago sin incisiones

La reducción de estómago sin incisiones

Hoy en día es posible realizar una reducción de estómago sin la necesidad de grandes incisiones. La boca es una vía de acceso para que el endoscopio llegue hasta el estómago y realice los pliegues o grapas, una solución que consigue grandes resultados en las personas con obesidad. El doctor Fernando Saenger,  director médico y responsable de la Unidad de Obesidad de Opción Médica, que integra varias clínicas en Catalunya, explica detalladamente en qué consiste esta novedosa técnica de reducción de estómago.

Reducción de estómago por la boca

La técnica de la que hablamos nació en Estados Unidos y lleva apenas 3 años realizándose a nivel mundial. Consiste en efectuar una serie de pliegues en el estómago a través de un orificio natural como es la boca. Hablamos de una técnica muy sencilla y simple que además no deja cicatriz.

¿En qué consiste la intervención?

El estómago tiene distintas partes, y de entre ellas destaca la pared alta denominada fundus, donde se produce la hormona de la saciedad. Cuando comemos mucha cantidad de comida la parte superior del estómago se dilata, y cuando la mucosa está en tensión se consigue inhibir la secreción de esta hormona.  El tratamiento consiste en realizar una serie de suturas por dentro del estómago de modo que se elimina el fundus gástrico, produciéndose una gran sensación de saciedad en el paciente. Cuando la persona come, se siente llena, por lo que tiene menos apetito y puede sobrellevar una dieta en la que sus hábitos cambien.

Candidatos a esta técnica

Todos los casos en los que esta técnica se ha llevado a cabo son aquellos de obesidad de tipo 2 e incluso alguna de tipo 3. La obesidad se ha convertido en la gran pandemia del siglo XXI, siendo una enfermedad que no se cura y que precisa de un estilo de vida saludable para mantenerse bajo control. Esta técnica, más que una reducción de estómago, lo que hace es una variación para que el vaciado gástrico se enlentezca y la digestión sea más lenta. Los pacientes acaban comiendo un 50% menos de lo que comían antes y su sensación de saciedad se prolonga durante más tiempo. Las investigaciones de hoy en día optan por el uso de elementos menos agresivos y es probable que en los próximos años aparezcan nuevas técnicas para tratar la obesidad que resulten menos agresivas aún.

Procedimiento

El acto médico del que hablamos es muy sencillo y para llevarlo a cabo se emplea anestesia general. Su duración es de unos 45 minutos y se realiza de forma ambulatoria, por lo que el paciente se recupera rápidamente. Lo que se hace es introducir una especie de endoscopio con cuatro canales, uno para poder ver los otros y el resto para poder introducir el instrumental quirúrgico. Uno de los canales se clava en la mucosa gástrica para estirar mientras una pequeña pinza coge el pliegue, que se sutura con la misma herramienta. El post-operatorio también es muy agradecido y no se acompaña de náuseas, como viene siendo habitual en las reducciones de estómago. Sí que es cierto que el paciente puede notar una ligera molestia gástrica, pero ésta cede con un analgésico cualquiera. El paciente podrá reincorporarse a su vida laboral en 24 horas, aunque no a la gastronómica. Durante la primera semana deberá comer líquidos, y deberá pasar otra semana más a base de dieta pastosa hasta poder masticar los alimentos. De todas maneras, el paciente no tendrá apetito ni sensación de hambre, así que será un buen momento para comenzar con una dieta baja en calorías hasta llegar a una de 1.500. Cabe añadir que desde el primer día de la intervención, un equipo de psicólogos acompañará al paciente para enseñarle a comer.

1 Ficheros de sonido (16:23 mins):

Reproducir entrevista con el doctor Fernando Saenger, director médico y responsable de la Unidad de Obesidad de Opción Médica. (16:24 minutos)



Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.com Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

HALTED