>> CATEGORIAS
>> ESPECIALES
>> SUSCRÍBETE   PODCAST    Rss PODCAST
>> SUSCRÍBETE   NOTICIAS    Rss NOTICIAS

Una producción de:

 

Wave Radio, S.L.
Avda. Diagonal 441
08036 Barcelona
Tel: 34 932 412 124
Fax: 34 932 005 169
www.vivirmejor.es

Aviso Legal

>> NOTICIAS    lunes 19 de febrero de 2007
Salud y Calidad de Vida  >  Avances

Oncología Medica, Avances - El Clínic aplica una técnica pionera que permite ver pequeños tumores de mama durante su extirpación

 

Fotografía por: Lisapizza

El Hospital Clínic de Barcelona ha aplicado con éxito una técnica pionera en la intervención del cáncer de mama, gracias a una pequeña cámara de rayos gamma que permite a los cirujanos ver tumores no palpables mientras operan y valorar con más precisión el margen de extirpación del tejido mamario.

Esta cámara pasa a ser los ojos del cirujano en las operaciones de tumores que, por su diminuto tamaño, en ocasiones de escasos milímetros, es imposible palpar o ver y, por lo tanto, resulta sumamente difícil localizar con exactitud el bulto en la mama, según ha explicado el doctor Sergi Vidal-Sicart, del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clínic



La gammacámara, como se denomina a este dispositivo de captura de imágenes, se utiliza desde hace años para el estudio de enfermedades, si bien su gran tamaño (puede llegar a ocupar una habitación) impedí­a hasta ahora su utilización dentro del quirófano.

Una de las principales novedades del nuevo dispositivo son precisamente sus reducidas dimensiones (7x7x12 centí­metros) que permite a los cirujanos usarlas en las operaciones.

Una veintena de operaciones

"La cámara permite visualizar la imagen y guiar al cirujano para hacer una extirpación más fiable y más precisa", ha explicado el doctor Gabriel Zanón, jefe de la Unidad de Patologí­a de la Mama del Hospital Clí­nic, que desde mediados del 2006 ha aplicado esta tecnología en una veintena de operaciones, todas ellas con "muy buenos resultados".

Zanón ha destacado que esta nueva aplicación, de tecnologí­a "cien por cien española", aporta importantes ventajas tanto para el cirujano como para la paciente, ya que la mayor precisión conlleva, a su vez, un mejor resultado estético.

La herramienta detecta además la actividad residual de las células cancerí­genas en la zona mamaria, lo que permite comprobar, inmediatamente después de la extirpación del tumor, que la zona ha quedado limpia.

Por el momento, la minicámara de rayos gamma se utiliza para operar a enfermas de cáncer de mama, pero se estima que próximamente se podrá utilizar también en otras patologí­as no palpables, como el cáncer de piel o el de cuello uterino.

Fuente: Agencias



 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782