dolores de barriga en niños pequeños son una de las tres consultas más frecuentes, junto con los dolores de piernas y de cabeza, con las que se encuentran los pediatras en sus consultas. En algunos casos se trata de un dolor real, en otros es un tema más psicosomático. La intensidad del dolor y de los síntomas que presente el niño serán los factores que marquen el nivel de gravedad de esa molestia.

. Portal de Salud y Calidad de Vida. Las últimas noticias para vivir mejor. Divulgación medico sanitaria con audio y video, con el máximo rigor, seriedad y calidad. Con el aval de las más importantes Sociedades Médicas del mundo."/> dolores de barriga en niños pequeños son una de las tres consultas más frecuentes, junto con los dolores de piernas y de cabeza, con las que se encuentran los pediatras en sus consultas. En algunos casos se trata de un dolor real, en otros es un tema más psicosomático. La intensidad del dolor y de los síntomas que presente el niño serán los factores que marquen el nivel de gravedad de esa molestia.

. Portal de Salud y Calidad de Vida. Las últimas noticias para vivir mejor. Divulgación medico sanitaria con audio y video, con el máximo rigor, seriedad y calidad. Con el aval de las más importantes Sociedades Médicas del mundo."/> Vivir Mejor: Dolores de barriga en niños pequeños
>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   viernes 01 de octubre de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Pediatría - Conoce todo lo necesario para el cuidado de los niños

Pediatría - Dolores de barriga en niños pequeños

Última actualización de la noticia: 04/01/2010

Dolores de barriga en niños pequeños

Dolores de barriga en niños pequeños

Los dolores de barriga en niños pequeños son una de las tres consultas más frecuentes, junto con los dolores de piernas y de cabeza, con las que se encuentran los pediatras en sus consultas. En algunos casos se trata de un dolor real, en otros es un tema más psicosomático. La intensidad del dolor y de los síntomas que presente el niño serán los factores que marquen el nivel de gravedad de esa molestia.

El doctor Santiago García Tornel, jefe de la sección de pediatría del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, explica los elementos a tener en cuenta para valorar si un dolor de barriga es grave o no.

No todos los dolores de barriga son iguales

Un dolor de barriga puede esconder diversas patologías, y hay que tener en cuenta que la edad es importante: no es lo mismo un dolor de tripa en un adolescente que en un lactante. Los órganos afectados también pueden ser diversos, como en el caso de las mujeres, cuyos dolores abdominales pueden venir dados por un problema en los ovarios. De todas maneras, la patología más común en todas las edades es el dolor intestinal. El problema añadido que tienen los niños lactantes es que, al no poder hablar, no pueden expresar qué es lo que les duele concretamente. Así que cabe prestar atención al tipo de llanto del bebé: si es continuo, si no se calma con nada... El aspecto del llanto es lo que muchas veces pone en alerta a los médicos.

Palpar la barriga del bebé

Tradicionalmente los pediatras se han servido de las palpaciones abdominales para detectar cual es el punto donde reside el dolor que manifiesta el bebé. Esto es así porque hay enfermedades que se manifiestan con el aumento de tamaño del hígado o del bazo, como por ejemplo algunos tipos de tumores. Así pues, la palpación abdominal ayuda a detectar el foco del problema.

Apendicitis, un problema temido

Los médicos de los servicios de urgencias suelen estar alerta para detectar posibles dolores de barriga que puedan obedecer a una apendicitis. La apendicitis puede aparecer a cualquier edad, incluso en niños recién nacidos. Hasta hace unos años la única manera de diagnosticarla era dejando al paciente en observación durante largo tiempo. Hoy en día las ecografías abdominales reflejan si el apéndice está inflamado o no. Estamos ante un adelanto técnico que ha tenido una gran importancia a la hora de diagnosticar diversas patologías.

La actitud de los padres frente a los dolores de barriga de los niños

En cuanto a dolores de barriga se refiere, hay que distinguir entre dos tipos de cuadros. No es lo mismo un niño que sólo se queja que uno que presenta además diarreas y vómitos. Por un lado encontramos los cuadros orgánicos, aquellos que van acompañados de síntomas, mientras que por otro tenemos el dolor que, a pesar de las molestias, no impide la vida diaria normal.

Los padres de los niños con dolor de barriga deben tener en cuenta este tipo de diferencias a la hora de decidir si llevan a sus pequeños a urgencias o no. Cuando un lactante llora y no cesa en su llanto durante dos horas, lo mejor es llevar al niño al hospital. De todas maneras esto hay que hacerlo de forma racional, solo cuando el niño no se tranquiliza y no hay manera de que se calle.

Los parámetros que se siguen en urgencias para atender a los pacientes

Existen unas pautas establecidas que siguen los médicos de urgencias para distribuirse,para determinar si un caso es grave o no. En muchas ocasiones, cuando ocurre un accidente grave con muchos heridos, los especialistas tienen que decidir a quien salvan y a quien no. En el caso de los niños que ingresan en urgencias, los médicos valorarán la edad del pequeño, los síntomas que presente, etc. Por ejemplo, si el niño tiene hemorragias, será atendido más rápido.

El rotavirus,el virus que más afecta a los niños pequeños

El invierno es la época del año en que las diarreas son más frecuentes. El rotavirus, causante de la mayoría de las gastroenteritis, afecta al aparato digestivo en forma de vómitos y diarreas. La vacuna del rotavirus, que es por vía oral,  solo se puede administrar hasta los 6 meses ya que es durante los primeros años cuando el niño tiene mayor riesgo de contraer la infección. Otro de los problemas más frecuentes en niños pequeños son las bronquiolitis. En países con poco nivel de desarrollo que no disponen de los medios de atención sanitaria necesarios, las muertes por bronquiolitis ascienden a 6 millones de niños al año. En nuestro país, si embargo, no se llega a estos extremos.  Las bronquiolitis provocan asma, dificultad respiratoria, el niño se cansa y puede acabar ingresando en el hospital por una insuficiencia respiratoria. Incluso puede necesitar de un aparato que le ayude a oxigenar.

1 Ficheros de sonido (15:06 mins):

Reproducir entrevista con el doctor Santiago García Tornel, jefe de la sección de pediatría del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. (15:06 minutos)



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782