gastroenteritis y diarreas graves en niños menores de 5 años, ese es el rotavirus. En España más de 45.000 casos requieren de consulta pediátrica, mientras que 5.000 pequeños necesitan un ingreso clínico para poder recuperarse de la incidencia del rotavirus en su organismo.

. Portal de Salud y Calidad de Vida. Las últimas noticias para vivir mejor. Divulgación medico sanitaria con audio y video, con el máximo rigor, seriedad y calidad. Con el aval de las más importantes Sociedades Médicas del mundo."/> gastroenteritis y diarreas graves en niños menores de 5 años, ese es el rotavirus. En España más de 45.000 casos requieren de consulta pediátrica, mientras que 5.000 pequeños necesitan un ingreso clínico para poder recuperarse de la incidencia del rotavirus en su organismo.

. Portal de Salud y Calidad de Vida. Las últimas noticias para vivir mejor. Divulgación medico sanitaria con audio y video, con el máximo rigor, seriedad y calidad. Con el aval de las más importantes Sociedades Médicas del mundo."/> Vivir Mejor: Diarreas y vómitos en niños provocados por el rotavirus
>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   viernes 01 de octubre de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Pediatría - Conoce todo lo necesario para el cuidado de los niños

Pediatría - Diarreas y vómitos en niños provocados por el rotavirus

Última actualización de la noticia: 06/12/2009

Diarreas y vómitos en niños provocados por el rotavirus

Rotavirus

Si existe un virus por excelencia responsable de la mayoría de casos de gastroenteritis y diarreas graves en niños menores de 5 años, ese es el rotavirus. En España más de 45.000 casos requieren de consulta pediátrica, mientras que 5.000 pequeños necesitan un ingreso clínico para poder recuperarse de la incidencia del rotavirus en su organismo.

El doctor Juan José García, pediatra del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, destaca la importancia de vacunarse contra este virus.

El rotavirus y sus riesgos

El rotavirus actúa principalmente en niños pequeños y produce diarreas graves, vómitos e incluso fiebre. Además, existe un alto riesgo de que los pequeños sufran una deshidratación, ya que debido a la sintomatología presentada la pérdida de líquidos es considerable. La virulencia del rotavirus es muy elevada y se considera que todos los niños, al alcanzar la edad de 5 años, han sufrido por lo menos una vez en su vida un contagio por rotavirus. La afectación será mayor o menor dependiendo del caso y del niño. Lo cierto es que esta enfermedad es muy amplia y así como hay casos muy graves que requieren de ingreso hospitalario, otros se quedan en molestias gastrointestinales leves.

Por otra parte, este es un virus muy fácil de contagiar que además va estrechamente ligado a las medidas de higiene. Normalmente la trasmisión de un niño a otro se produce por restos de excrementos en las manos de un niño que, al jugar y tocar a otro, le contagia el virus.

La vacunación es la forma de prevenirlo

Hay que tener en cuenta que una vez se produce el contagio por rotavirus ya no hay tratamiento posible, solo soluciones para rehidratar al menor. Por mucho que se extremen las medidas higiénicas habituales, ya hemos comentado que su contagio y virulencia son muy elevados, así que la única manera eficaz de evitarlo es la vacuna.

Actualmente existen dos tipos de vacunas para el rotavirus en el mercado. Una consta de dos dosis mientras que la otra requiere de tres. Lo más importante que debe saber un padre es que la vacuna contra esta infección tiene un tiempo de aplicación limitado, y una vez superados esos límites el niño ya no podrá inmunizarse contra este virus. La vacuna debe suministrarse entre las seis primeras semanas de vida y los 6 meses de edad, ni antes ni después. Es decir, que la primera dosis se puede dar a partir del mes y medio de vida y que la última no debe superar la barrera de los 6 meses. Eso sí, cada dosis deberá ir separada unas semanas de la anterior. A la hora de diseñar estas vacunas se ha tenido en cuenta que es en el primer año de vida cuando las diarreas por rotavirus son más habituales y graves, y con el fin de evitar que el bebé pase por esas molestias, se vacuna a tan pronta edad.

Otro aspecto a destacar es que este virus, a pesar de tener una mayor incidencia en invierno, no es estacional y su contagio se puede producir en cualquier época del año. Así que la vacuna, se ponga en el momento en que se ponga, siempre será una medida efectiva que garantizará la buena salud del pequeño.

1 Ficheros de sonido (04:34 mins):

Reproducir entrevista con el doctor Juan José García, pediatra del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. (4:35 minutos)



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782