>> CATEGORÍAS SALUD
Twitter Logo
>> RSS PODCAST   ICONO RSS PODCAST   Add to Google
>> RSS NOTICIAS   ICONO RSS NOTICIAS   Add to Google

Una producción de:

Mediterranean Wave, S.L.
Barcelona (España)
Si quiere contactar con nosotros:
informacion@vivirmejor.es
http://www.vivirmejor.es
Aviso Legal
Contactar por la Web

PUBLICIDAD
>>   viernes 01 de octubre de 2010
Salud y Calidad de Vida, Divulgación medico sanitaria con audio y video. Noticias para vivir mejor.  >  Hipertensión - Todas las noticias de hipertensión HTA ,la tensión alta

Hipertensión, Medicina Interna - Tras la obesidad abdominal hay disfunciones cardiometabólicas

Última actualización de la noticia: 21/11/2007

simbolización sobre la obesidad y las disfunciones cardiometabólicas

Fotografía por: clarita

Varios estudios han demostrado que las personas con agrupación de factores de riesgo cardiometabólicos (hipertensión arterial, obesidad, dislipemia, diabetes), conocida como síndrome metabólico, tienen el doble de riesgo de desarrollar accidentes cardiovasculares y casi 5 veces más de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los individuos que no padecen ningún tipo de factor de riesgo cardiometabólico. El doctor Mariano de la Figuera, médico de atención primaria, habla de todas estas cuestiones e incide en que la obesidad abdominal (tener "un poco de barriga") es más importante de lo que parece y por tanto merece atención facultativa.

-¿Qué se entiende por riesgo cardiometabólico?

En sentido literal, es la probabilidad que tiene una persona de desarrollar complicaciones cardiovasculares ("cardio") y diabetes ("metabólico") como
consecuencia de la asociación de una serie de factores de riesgo. Entre esos factores se encuentran algunos de los "clásicos" y bien conocidos, como la hipertensión arterial y la dislipemia, y otros, cuyo conocimiento es más reciente, como es la obesidad abdominal y la discreta elevación del azúcar en sangre, lo que también se conoce como glicemia basal alterada. El conjunto de todas esas circunstancias predispone al individuo a ser diabético y sufrir complicaciones cardiovasculares en el futuro.

-¿Són fáciles de reconocer esos factores que pueden inducir a riesgos
cardiometabólicos?


La medida de la presión arterial o conocer los niveles de lípidos en la sangre no requieren de una alta tecnología. Por otra parte, reconocer a una persona como obesa se puede hacer casi a primera vista, nada más entrar en la consulta. ¿Qué hay que hacer para evaluar la presencia de obesidad abdominal? Algo tan sencillo como utilizar una cinta métrica. Cuando el perímetro de la cintura de una mujer o de un hombre es superior a 88 cm y 102 cm, respectivamente, se considera que tienen obesidad abdominal. El incremento del perímetro de la cintura indica, sin necesidad de realizar una exploración analítica complicada, que hay un trastorno metabólico, por ejemplo un aumento de la glucemia, de los niveles de triglicéridos y una disminución del colesterol protector, el famoso colesterol-HDL.

-Entonces, ¿la medicina ha dejado el índice de masa corporal aparcado?

Yo creo que sigue siendo un término útil. Quien tiene un índice de masa corporal superior a 30 es obeso, situación que por sí misma aumenta el riesgo cardiometabólico; pero también es un factor de riesgo de la artrosis de rodilla y cadera.

-¿Se ha entendido que la obesidad es una enfermedad?

Creo que todavía no; pero los índices de obesidad infantil en España cada vez son más preocupantes, probablemente por una "contaminación" de determinados hábitos alimenticios heredados de otros países, como los
Estados Unidos. Además, ya estamos diagnosticando diabetes tipo 2 en población infantil, y la mejor prevención de la diabetes es evitar la obesidad.

-Cuando se habla de perímetro abdominal, aparece en escena la mal
llamada "curva de la felicidad"...


Yo no creo que, en el siglo XXI, la felicidad deba asociarse a un perímetro abdominal determinado. Por otra parte, la persona con un poco de barriga no
debe pensar que sobre él pende una espada de Damocles cardiovascular. Pero
sí debe tener en cuenta que detrás de ese aumento de cintura pueden encontrarse alteraciones de la glucosa, incremento de triglicéridos y presión arterial elevada. Son disfunciones que se detectan con una simple medida de la presión arterial o unos análisis básicos de sangre. Además, si se practica ejercicio físico y se sigue una dieta equilibrada se pueden corregir todos los factores de riesgo mencionados, incluido el aumento del perímetro abdominal.

-Hay quien sueña con tomarse una pastilla para reducir esos factores de
riesgo (de hecho ya hay fármacos de esa índole en fase de investigación)
y seguir zampándose paellas...


Los fármacos antihipertensivos, los que reducen los niveles de colesterol y
los antidiabéticos orales han demostrado grandes beneficios en la prevención
cardiovascular, pero no deben sustituir a determinados cambios en los estilos de vida como la dieta, el ejercicio físico o dejar el tabaco.

-En materia de prevención, aparte de dejar de fumar se puede recomendar
ejercicio físico y dieta. Pero, ¿existe alguna manera de ilusionar al
paciente para que colabore en la reducción de los citados riesgos?


Esta pregunta no es fácil de contestar ya que los médicos no siempre somos
capaces de entusiasmar a nuestros pacientes, y menos cuando recomendamos
modificar determinados hábitos muy arraigados. Sabemos que la práctica de
ejercicio físico es muy útil; pero el gran desafío es cómo transmitir ese mensaje a nuestros pacientes. Por otra parte, la medicalización de los factores de riesgo no siempre es bien aceptada. La prueba es que, en el campo de la hipertensión arterial, más de la tercera parte de los pacientes no cumple con el tratamiento. Yo creo que la prevención primaria debe comenzar en la escuela. Que un joven practique deporte, no necesariamente competitivo, y siga una dieta equilibrada es una forma de llevar una vida ordenada que, sin duda, tendrá repercusiones
positivas. En este sentido, los pediatras y enfermeras de los centros de atención primaria están haciendo una labor muy importante en las escuelas.

1 Ficheros de sonido (09:58 mins):

Reproducir Mariano de la Figuera, médico atención primaria (9:59 minutos)



Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Web Médica Acreditada. Ver más información ¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

 

 

 

 

3da6c2d4484059e8fdf06c043dc59782